Life

Preguntas de oro sobre alimentación y entrenamiento

may 24, 2016




Comer antes, durante y después de ejercitarnos es un factor determinante para obtener beneficios del entrenamiento físico. Cuándo comer, qué comer y cuánto comer son preguntas que generalmente nos hacemos.

Estas recomendaciones están basadas en lo que funciona mejor para la mayoría de la población que hace actividad física. Si tienes un régimen especial de dieta o eres un atleta de alto desempeño puede que esto no sea para ti y sería recomendable continuar con el plan de comidas de un nutricionista especializado.

¿Cuándo comer?

Todo depende del tiempo que dispones para comer antes de entrenar, así como el tiempo que dispones. Una correcta alimentación es tan importante como el propio ejercicio. Si te alimentas mucho tiempo antes del entrenamiento te sentirás sin energía al momento de la sesión, igual ocurrirá si te ejercitas sin haber ingerido alimentos puesto que el cuerpo no tendrá las reservas suficientes de energía para poder rendir de forma adecuada.

El secreto esta en un correcto balance


Lo recomendable es comer al menos una hora antes del ejercicio y hasta veinte minutos después si entrenaste fuerte más de 45 minutos. Si tu entrenamiento es a la primera hora de la mañana, es muy importante que al menos ingieras un poco de proteínas antes de ejercitarte, y desayunes normalmente luego. Es recomendable comer antes y después del entrenamiento para obtener mejores resultados en la sesión.

¿Por qué se debe comer antes y después del entrenamiento?

Si bien comentábamos que se debe entrenar bien alimentado y comer después de hacer ejercicios, la pregunta estaría en por qué hacerlo. Quizás estés en una rutina de entrenamiento para adelgazar o quizás deseas tonificar y eso no te parece compatible con alimentarte.

Una buena alimentación antes de tu sesión de ejercicios sirve para tener energías y el propio entrenamiento no haga que tu cuerpo entre en un proceso de catabolización o consumo del músculo. Además que la energía del alimento adecuado te hará rendir mucho más en tu rutina.

Algo parecido ocurre después, ya que el cuerpo está cansado si has entrenado durante mucho tiempo o la sesión fue muy exigente. Una buena hidratación y alimentación es necesaria para reponer electrolitos, fluidos perdidos y ayudar en la regeneración muscular. Este snack post-ejercicio debe ocurrir hasta 20 minutos después de terminada la práctica.

Recuerda, una alimentación acorde, sana y balanceada te ayudará a alcanzar tu meta deseada.

¿Qué debo comer?

Estos snacks o comidas para el entrenamiento deben entrar en lo que identificamos como comida sana. Ejemplo: barras energéticas, frutas, frutos secos o alimentos proteicos bajos en grasas.

Antes del entrenamiento puedes comer alguna fruta o galleta para tener la energía suficiente, después de terminada la sesión podemos completar con algún alimento rico en proteínas, quizás un yogurt, jamón, queso blanco o alguna bebida de proteínas.

El secreto esta en un correcto balance


También es importante incluir alimentos acordes a tu régimen alimenticio y estos snacks o comidas para el entrenamiento, no deben afectar ese régimen. Siempre es adecuado recurrir a un experto y planificarte para sacarle todo el provecho a tus rutinas de ejercicios. Recuerda, tú conoces tu cuerpo mejor que nadie pero tampoco debes abusar de las comidas antes o después de los entrenamientos si quieres ver resultados. El secreto está en un correcto balance.



MENU