Fitness

3 consejos para un cuerpo sano

may 31, 2016





Imaginemos una maquinaria llena de muchos engranajes, si la dejáremos inoperativa esas partes se irían oxidando, el aceite secando y al momento de querer hacerla funcionar nuevamente, se trancaría por completo. Palabras más, palabras menos, tus músculos funcionan de una manera parecida, si nos quedamos estáticos, la masa muscular disminuirá y tu cuerpo tendría menos fuerza, por lo tanto tus sistema esquelético sufriría puesto que también una falta de ejercicios, o movimiento, afecta la correcta lubricación de las articulaciones. También, al permanecer mucho tiempo inactivo, tu metabolismo se hará más lento con los años.

Otra cuestión peculiar de la inactividad es lo difícil que será cambiar el hábito, mientras más tiempo estés sin moverte, más te costará hacerlo cuando decidas activarte. Un círculo vicioso, en el cual inventaremos montón de excusas con tal de quedarnos en la comodidad. Un mañana lo haré o no hace falta tanto ejercicio muy pronto repercutirá en tu salud.
Consejos para un cuerpo sano mantn tu mente relajada
Es por eso que te dejamos tres consejos para mantener tu cuerpo sano. Olvídate de cuestiones súper difíciles o cambios de vida radicales. Nada de eso, ¡no escalarás el Everest! Bueno, quizás no todavía.

¡Alimentación sana!

Era de esperarse que este sería el primero de los tres consejos para mantener tu cuerpo sano. Seguramente lo habrás escuchado un montón de veces, lamentablemente es así. Somos lo que comemos, eso también lo has escuchado en infinidad de ocasiones? pero si queremos un cuerpo sano, lo mejor es cuidar nuestra alimentación. Nada de recetas radicales, al menos comienza con cambiar un poco los hábitos nocivos: baja el consumo de azucares, comidas muy procesadas, refrescos o bebidas azucaradas.

Es sencillo, toma más agua, come más frutas y haz comidas más balanceadas. Al comenzar el día con un buen desayuno, verás cómo sentirás menos ansiedad en la mañana. Haz meriendas, una a media mañana y otra a media tarde, almuerza completo y cena un poco más frugal. ¡Muy sencillo!

Metabolismo acelerado: ¡cuerpo sano!

Esto lo puedes hacer comiendo cantidades moderadas cinco veces al día (prácticamente siguiendo el apartado anterior) o realizando ejercicios estilo HIIT o Tábata. Este entrenamiento, casi siempre se presentan en circuitos aunque también los hay en montón de disciplinas, como el Bootcamp, TRX, Kettelbell, o ¡caminando!

Los HIIT constan de movimientos acelerados, los cuales harán que tus palpitaciones se eleven, intercalados con breves pausas para desacelerar tus pulsaciones. Está demostrado que este estilo de ejercicios incluso tienen mejor efecto a largo plazo para mantener un abdomen plano.
consejos para un cuerpo sano muevete siempre y come sano
¿Te suena muy fuerte? No pasa nada, comienza con una simple caminata varias veces a la semana y luego, vas intensificando tus rutinas. Todo a su tiempo.

Mente relajada

Es de suma importancia mantener un estado de calma la mayor parte del día, en la medida de lo posible. Estamos al tanto de los diferentes retos del día a día. Es por eso que una buena dosis de relación, masajes, infusiones relajantes e incluso un momento de soledad con una música suave hará que tu mente se calme.

Calmarte tendrá un efecto inmediato: bajar los niveles de ansiedad. ¿Lo siguiente? Tendrás menos ganas de comer cualquier cosa porque los nervios te devoran.

Lo importante de estos tres consejos para mantener tu cuerpo sano es empezar poco a poco. Un paso a la vez. Mañana será otro día, hoy vívelo a plenitud pero teniendo como meta una vida mejor con un cuerpo sano.

Ejercicio fácil de meditación

Comienza inhalando profundamente y soltando el aire con lentitud. Trata de que tu exhalación sea mas larga que la inhalación. Puedes comenzar con un conteo sencillo de 2x4, es decir, dos segundos inhalando y cuatro soltando el aire; si este conteo te resulta muy corto, puedes alargarlo. Prueba inhalar durante cuatro segundos y exhalar durante ocho.

Recuerda, lo más importante es que la exhalación sea mas larga que la inhalación, no la duración de la respiración.


MENU