Life

Disfruta el camino: ¡agradece, la felicidad existe!

ene 16, 2017




¿Te gustaría cambiar quejas por agradecimientos? Estoy segura de que sí.

¿La felicidad existe? Sí, es disfrutar cada parte del camino, no es la meta, es disfrutar el viaje, respira, alégrate, agradece.

¿Sabías que eres millonario? Si, ¡tienes tantas cosas que agradecer! Eres rico en aspectos positivos de tu vida.

Si tienes un vaso lleno hasta la mitad, ¿cómo lo ves?, ¿Está lleno?, ¿Está vacío?

¿Qué tipo de persona eres? Los que se quejan constantemente, hasta por el aire que respiran, o de los que agradecen a cada momento que están vivos.

¿Sabías que el agradecimiento es una de las armas más poderosas que tienes? ¡Usala!

Cuando tengas un día o un momento que no te gusta. No permitas que tu cerebro te lleve al estado de víctima. ¡Detente! Comienza con tu lista de todas las cosas que tienes que agradecer.

Todos los días comienza tu día con agradecimiento, algunos días lo podrás hacer antes de salir de tu casa, otros cuando vayas en el carro, o en transporte público y en lugar de quejarte por el tráfico, aprovecha ese momento para agradecer.

Cambia las quejas por agradecimientos. Crea impulsos emocionales positivos a tu cuerpo. Cada vez que te quejas creas impulsos emocionales negativos.

El desafío de la gratitud

No quiere decir que sea fácil, por el hecho de que sea bueno para tu salud. Practica la gratitud, aunque nuestro propio cerebro nos sabotee. Esta práctica consciente, debe ser constante y enfocada intencionalmente a desarrollar un nuevo estilo de pensamiento.

¡Tú puedes! Claro que sí. Enfócate en aquello por lo cual estás agradecido, eso que te hace feliz o aquello que te llene de satisfacción. Ese momento cuanto te pase algo negativo, ¡dale la vuelta! Mira los beneficios y regalos en cada situación por muy negativa que sea.

Lo sé, es todo un desafío, pero no es algo imposible. En tu interior tienes las herramientas para poder superarlo. Simplemente, decide cambiar hoy y comenzar a ver todo con la lupa del agradecimiento

No es fácil, pero no imposible. ¡Cuéntanos!

evolution energy



MENU