Life

Cómo ayudar a otros sin perder la cabeza

nov 13, 2016





Hemos escuchado frecuentemente que debemos ser más solidarios. Las preguntas que nos saltan inmediatamente es qué se puede hacer sin que resulte un esfuerzo o más tareas a tu ajetreada rutina diaria. Es una duda normal que nos pasa a todos por la cabeza.

Diariamente tenemos montón de cosas para hacer y pensar en agregar puede resultar a veces una locura. Aunque a veces, nos dé culpa porque nos sobra un poco de tiempo y veamos una película, en vez de salir a ayudar a otra persona. Todos hemos pasado por eso.

Nuestro cuerpo también necesita descanso, es importante compartir con familiares y amigos, también regalarnos tiempo para ejercitarnos y distraernos; pero nada de esto debe suprimirse para ayudar a otras personas.

El primer paso es saber cómo es nuestro tiempo y administrarlo de manera honesta. Así, no nos comprometemos con tareas, voluntariados y actividades que no podremos cumplir a cabalidad, o al cual no le daremos el tiempo necesario.

Cosas simples

Hay muchas maneras de ayuda a otras personas y demostrar solidaridad sin perder la cabeza. Vamos a hablar de cosas simples con las cuales podemos contribuir a una mejor sociedad sin que eso represente una carga adecuada a nuestra agenda.

Confiemos en las ONG y Fundaciones. Dependiendo de la cultura de nuestro país, no muchas personas confían en las ONG, fundaciones, voluntariados, etcétera. Comencemos a confiar. Hay muchas personas dedicadas a ayudar a otros de manera desinteresada. Muchas compañías dedican tiempo y recursos a ayudar a otros. Lo único que debemos hacer es confiar, escoger aquella organización que más se adapte a nuestra idea de solidaridad. Confiemos. Aportar nuestra ayuda en metálico o artículos en buen estado, es una manera práctica de apoyar no solo a otros menos favorecidos, también es una manera de apoyar a estas instituciones para que continúen su labor. Si no tenemos el tiempo en este momento, dale un voto de confianza a quienes dedican su tiempo a ayudar.

Ayuda de calidad. Menos es más, eso seguro de que lo has escuchado. No es necesario aportar grandes cantidades de dinero, ni toda la ropa de tu closet; pero tampoco llevemos la ropa o artículos que queremos desechar. Seamos honestos con la solidaridad, es ayudar a otros, no limpiar la casa. Tampoco es necesario siempre aportar dinero o artículos, a veces el tiempo es más que suficiente, pero también seamos honestos con el tiempo para donar. Es preferible tener una hora al mes de calidad en un voluntariado que dos horas a la semana de compromiso. ¡Ayudemos son sinceridad y entrega!

Cosas simples. Siempre pensamos que ayudar a otros es entregar dinero en un semáforo, o llevar enlatados a los afectados de algún desastre natural. No me mal interpreten, eso es absolutamente valioso. Pero también hay maneras muchos más simples de tener un mundo mucho mejor. Ser solidarios y construir una mejor sociedad parte de cosas simples, se trata de escuchar a nuestros amigos en un momento difícil, es ayudar con las bolsas del mercado a un vecino, es ser más atento con nuestros compañeros de trabajo. No es demostrar magnanimidad, es ser mejores personas para poder ayudar.

Educar a los niños. La mejor manera de ayudar a otras personas, es comenzar con educar a los más pequeños sobre la solidaridad. Hablarles de cómo se puede ser mejor personas a través de la ayuda a otras personas, crecer y evolucionar siendo mejores.

Ya ves, no es necesario perder la cabeza para ser solidarios. Ayuda a otros puede ser una prioridad en nuestras vidas sin necesidad de excluirla porque creemos que no tenemos el tiempo suficiente. Hoy puede comenzar a ser una mejor versión de ti mismo con honestidad y respeto.

evolution energy



MENU