Life

Cuatro ideas grandiosas para cultivar el agradecimiento

nov 08, 2016




Diariamente nos enfrentamos a un mundo que sentimos agreste, duro y complicado. Los noticieros están llenos de informaciones poco placenteras que nos hacen sentir decaídos. Es normal, nos pasa a todos.

El agradecimiento parece ser una utopía de hippies. Algo muy ajeno a nuestra vida, y absolutamente alejados de la realidad, pero por qué no comenzamos hoy a cultivar el agradecimiento y verás cómo cada día te llenarás de una energía positiva.

Al cabo de unos días, verás cómo el mismo mundo sigue allá afuera, pero en tu interior eres capaz de encontrar un espacio para el agradecimiento.

Diferentes estudios han demostrado que quienes dicen ser agradecidos, o constantemente dan muestras de gratitud, se sienten más satisfechos, optimistas con el futuro e incluso tienen una mayor capacidad de resiliencia para enfrentar su cotidianidad.

Estoy seguro de que quieres sentirte también de la misma manera, quieres aprovechar cada minuto de tu vida y aunque el cielo se parta con rayos y centellas, tu interior está en calma con una sensación de optimismo para disfrutar de la lluvia.

¿Cómo cultivamos el agradecimiento?

Es algo muy sencillo, son unos cuatro consejos que te permitirán concentrarte mucho mejor en tu propia existencia y en cada aspecto positivo, como también sacarle el lado agradable o educativo a esos momentos incómodos o dolorosos de nuestra vida.

1. Lleva una bitácora. Anota en una hoja, mensaje en tu dispositivo, lleva un diario, o escribe garabatos, pero deja por sentado cada aspecto por el cual tienes gratitud diariamente.

2. Aléjate de la gente tóxica. Es así, la negatividad constante no es buena para nadie. Esas personas que constantemente están llenas de cosas negativas, críticas y groserías, le quitarán tu paz, además de que evitarán verle el lado positivo de cada situación. Todos los días tenemos algo que agradecer, aléjate de esas personas o hazles llegar algún artículo sobre los beneficios de la gratitud.

3. Vive en el presente. Está bien muy bien recordar el pasado, incluso deberías mirarlo para buscar situaciones por la cual estar absolutamente agradecido, pero permanece con tus pies en el presente. Consigue cada día los aspectos que te dan paz o de los cuales puedes aprender.

4. Devuelve el favor. El agradecimiento no solo está en nuestro interior, también es un aspecto positivo en nuestro entorno. Da las gracias, devuelve favores, haz favores, aunque incluso la otra persona esté mal encarada. Un ejemplo muy sencillo, sostenle la puerta a otra persona para que pase, o agradece con una enorme sonrisa cuando alguien lo haga por ti. ¡Ya verás cómo tu día mejorará montón con algo tan sencillo!

Ya lo decíamos, son cosas sencillas pero que te ayudarán montón a mejorar tu humor. Cultivar el agradecimiento es algo constante, rutinario y muy positivo para tu salud.

Vamos qué esperas, ¿hoy por qué estás agradecido?

evolution energy



MENU